La joyería Valencia se fundó en la ciudad de Guayaquil, hace aproximadamente 65 años por los Señores Juan Valencia y Teresa Real, abuelos de la Señora Susana Robalino Valencia, quienes a base de mucho esfuerzo y seriedad, se ganaron la confianza de sus clientes, habiendo convertido el nombre de Joyería Valencia, en sinónimo de Calidad y Garantía. El ejemplo de trabajo y la filosofía heredada de nuestros antecesores, se conserva a través de los años, con un gran orgullo para nuestra familia. Siendo en la actualidad la cuarta generación de Joyeros.

La joyería es parte de la herencia genética de la familia. Haber crecido en una familia de joyeros la hizo convertirse en una apasionada por el mundo de las joyas. Lo cual la ha llevado a abrir su primer local en el centro de la ciudad hace más de treinta y cinco años, para posteriormente trasladarse al centro comercial San Marino, desde donde atiende hace varios años.

La tradición de la familia Valencia en la joyería alcanza la cuarta generación, con la última integrante Susana Echanique hija de Susana Robalino, que se une al negocio graduanse en una reconocida y prestigiosa escuela Italiana de Diseño y elaboración de Joyas, trayendo nuevas ideas y técnicas al negocio familiar.

Joyería Valencia